Shirley Temple

Porque un cóctel puede ser una experiencia de sabores diferentes, de la misma forma me ha sucedido con las personas que he conocido en tiempo de distanciamiento social.⁣

A veces es Sí! ⁣
Hoy escribo, no para conocerte sino porque no te conozco y sobre esa premisa, pienso en compartir un viaje de cócteles sin alcohol. ⁣

En tiempos de pandemia el Low abv alcohol en la coctelería llegó a casa, y tiene como protagonistas a los consumidores que priorizan propuestas livianas.⁣

Del vodka, gin o whisky pasamos a vermuts, amaros, vinos y sidras por la baja graduación alcohólica. Son mezclas ligeras, ideales para beber como aperitivo pero también a lo largo de la noche.⁣

Empezamos con un Shirley Temple, el cóctel sin alcohol más emblemático de la historia.⁣
De color rojizo, por lo general se sirve en vasos de vidrio pequeños y se decora con una cereza marrasquino, o con una rodaja de limón o naranja.⁣


En la década del ’30 un niña de cabello rojizo llamada Shirley Temple, se hizo famosa por sus películas.⁣
El cóctel Shirley Temple fue creado por un barman del restaurante Chasen’s, en la década del ’30. La receta original a base de ginger ale, jugo de naranja y granadina, fue muy apreciada en su época, porque mezclaba a la perfección los sabores ácidos y dulces, con un cautivante color rojizo.

Ingredientes:⁣

40 ml de Ginger ale⁣
20 ml de zumo de naranja⁣
Un chorro de granadina⁣
Una cereza marrasquino⁣
Hielo al gusto⁣
Una rodaja de limón⁣

Preparación:⁣
En una coctelera se añade el zumo de naranja y el ginger ale⁣
Se agita enérgicamente por unos 15 segundos⁣
Se sirve en un vaso de vidrio con hielos al gusto⁣
Un chorro de granadina⁣
Y por último, se decora con una cereza y una rodaja de limón⁣.

No Comments

Leave a Comment

Your email address will not be published.